Saltar al contenido

¿Que es un Calzado de Seguridad?

calzados de seguridad

Para garantizar la seguridad de los empleados, las empresa saben que todos deben utilizar dentro del horario laboral, calzado de protección apropiado. Especialmente cuando se desempeñen en áreas donde exista peligro de lesiones en los pies debido a objetos pesados que caen o ruedan y que podrían aplastar el pie, objetos que podrían perforar la suela y lugares donde los pies están expuestos a riesgos eléctricos. En particular los espacios confinados que suelen ser espacios de gran peligrosidad para los operarios.

Tipos de Calzados de Seguridad

Requisitos para la protección del pie

Se requiere protección adecuada para los pies cuando los empleados están en áreas donde existe peligro de lesiones en los pies debido a objetos que caen o ruedan, peligros de resbalones y todo tipo de objetos, o superficies que pueden estar mojadas, cubiertas por hielo, nieve y donde es difícil caminar además de peligroso. Ejemplos de clasificaciones de trabajo que probablemente requieran calzado o botas de seguridad incluyen, entre otros, carpinteros, amas de casa, soldadores, electricistas, plomeros, mecánicos de mantenimiento, trabajadores, operarios de terrenos que operan maquinaria o herramientas eléctricas y mantenimiento de plantas de energía trabajadores, mineros, ingenieros, arquitectos, constructores.

Los zapatos de seguridad de seis a ocho pulgadas son recomendados para los empleados que participan en actividades que incluyen, pero no se limitan a, escalar, gatear, construir y demoler. La altura de este zapato es necesaria para la protección adecuada del tobillo.

Existe calzado de protección especial que se pone por encima del calzado habitual y se debe usar sobre calzado de seguridad o botas cuando se encuentre en lugares húmedos.

calzado de seguridad

Las botas de goma con protección para los dedos de los pies se recomiendan para los empleados que trabajan en zanjas inundadas u otras ubicaciones donde la protección ordinaria sobre el calzado sería inadecuada para asegurar que los zapatos del empleado permanezcan secos.

Cada departamento de la empresa u organismo del Estado es responsable de mantener y actualizar su evaluación específica de riesgos que describe el equipo de protección personal requerido.

¿Quien se ocupa de proveer el calzado de protección al empleado?

El Departamento de Seguridad e Higiene o el Área de Recursos Humanos de cada empresa debe proporcionar el calzado de protección adecuado para la tarea a realizar, y hacer cumplir el uso responsable del mismo y todos los demás equipos de protección personal requeridos.

El calzado de protección se requerirá que los empleados cuyas tareas de trabajo requieran calzado de protección obtengan calzado de seguridad antes de comenzar a trabajar en cualquier situación peligrosa donde sea posible la lesión del pie. Además el empleador debe disponer de dos pares para cada individuo en caso de que sufran roturas o cortaduras y deban ser reemplazados con rapidez.

Una vez que se ha designado que un trabajo requiere zapatos de seguridad, no se permitirá que los empleados trabajen sin la protección requerida para los pies.

Si es requerido, se debe usar calzado de protección en todo momento para completar los deberes laborales asignados.
El departamento de Seguridad e Higiene de las organizaciones se desempeña como facilitador del calzado de protección y será responsable de coordinar a los proveedores, emitir comprobantes a los empleados elegibles, mantener la base de datos de calzado de protección actualizada.

Responsabilidad del empleado

El cuidado del calzado de protección es responsabilidad del empleado. El calzado dañado, perdido o robado que no esté relacionado con el trabajo del empleado será reemplazado a expensas del empleado.

Los empleados que trabajan en laboratorios, tiendas u otros lugares de trabajo donde se usan o manejan productos químicos de vidrio, cáusticos o corrosivos, o materiales calientes no permiten el uso de sandalias u otros zapatos con punta abierta.

En la Universidad

Se espera que los estudiantes usen calzado apropiado mientras participan en los ejercicios de laboratorio u otras actividades de instrucción que involucren el uso de vidrio, sustancias químicas cáusticas o corrosivas o materiales calientes. Las sandalias y otros zapatos de estilo abierto están prohibidos en los laboratorios en las grandes universidades. El departamento de Seguridad e Higiene desarrolla manuales para ayudar a los departamentos con sus evaluaciones de riesgos y la selección del equipo de protección personal apropiado.

El calzado de protección en los Estados Unidos de América
Si hay una solicitud médica para usar calzado protector alternativo, Employee Health (división de Prospective Health) revisará la solicitud del médico personal del empleado.

En la gran mayoría de países industrializados, el calzado de protección deberá cumplir con las normas de ASTM: F2412-05 “Métodos de prueba estándar para la protección del pie” y F2413-05 “Especificación estándar para los requisitos de rendimiento para la protección del pie”.

Se requiere una evaluación de riesgos del lugar de trabajo del empleado para determinar el equipo de protección personal requerido. El departamento debe mantener una copia de la evaluación de riesgos y enviarla a la Oficina de Salud y Seguridad Ambiental para su inclusión en la base de datos de calzado de protección. Se debe incluir una lista de empleados específicos para que se puedan emitir comprobantes para el calzado de protección.

Los empleados deben contar con la aprobación del departamento o de la universidad antes de comprar calzado de protección. Todas las compras de calzado de protección deben ser autorizadas y coordinadas a través de la Oficina de Salud y Seguridad Ambiental.

Cuando el calzado de protección es un requisito del trabajo, la Universidad reembolsará al empleado por la compra, con los siguientes parámetros:

En los Estados Unidos, no se puede reembolsar más de un par de calzado de protección en un período de doce (12) meses a la tasa actual de $ 80.00 por par (establecido por la Oficina de Presupuesto y Administración del Estado).

Beneficios del calzado de protección

En las empresas con gestiones deficientes de Seguridad del personal y en muchas Pymes los accidentes laborales insumen numerosos recursos económicos. El operario a quien no se ha provisto adecuadamente de calzado de protección, deberá ausentarse por un largo período e incluso muchas veces debe ser indemnizado por un accidente que se podría haber evitado en caso de contar con el calzado adecuado para la tarea que estaba llevando adelante